Carta a diputados pidiendo que rechacen el proyecto de pensiones del gobierno

Señores

Diputados de la República de Chile

Presente

 

De nuestra consideración:

Con fecha 3 de octubre les hicimos llegar una nota a la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, en ella ratificábamos nuestra posición de rechazo al proyecto de reforma previsional del Gobierno e insistíamos en solicitarles que expresaran su votación en contrario a dicho proyecto.

A la fecha, no ha habido interés en abordar esta materia con los actores involucrados, por lo que insistimos en nuestra  posición, agregando de paso, nuevos elementos que fortalecen nuestra postura acerca de la inconveniencia de legislar apresuradamente sin contemplar  las diversas opiniones que sobre el particular existen en nuestro país.

  • En relación al Consejo de Ahorro Colectivo (CAC), llamado a administrar el 5% adicional, resulta importuno sancionarlo, si previamente no se resuelve el porcentaje en que aumentaran las contribuciones de los trabajadores y su destino. El presidente electo, Sebastián Piñera, ha señalado que él, propondrá un 4% a capitalización individual, lo que es opuesto a la propuesta original del gobierno que ha señalado dividir estos porcentajes, en un 2% a reparto y un 3% a capitalización. ¿Cómo se puede aprobar la conformación de un ente público cuyas atribuciones, facultades y responsabilidades aún no están claras? ¿Qué porcentaje administraría? Si finalmente prima la postura de destinar la totalidad del nuevo porcentaje de contribución a cuentas individuales, ¿Cuál sería la razón de conformar una institución pública que cumpliría el mismo rol que hoy cumplen las AFP?

Una última consideración, a pesar de que se le introdujeron pequeños cambios al CAC, sigue constituyendo un agravio a los millones de afiliados, que los requisitos para la composición del Consejo sigan la lógica que resalta las competencias propias de la industria financiera más que de la Seguridad Social.

  • Lo que el país demanda es un mejoramiento de las pensiones. Actualmente, éstas siguen deteriorándose mientras la sociedad observa atónita como transcurridos más de tres años desde que la Comisión Bravo entregará un lapidario e irrefutable diagnóstico (“…si no hay cambios importantes al sistema previsional, las pensiones del 60% de las personas estarán por debajo del ingreso mínimo y un 40% se ubicarán por debajo de la línea de pobreza”) aún no hay mejoras. Las instituciones del Estado, Congreso y Gobierno aparecen ante la sociedad como instituciones indolentes que acrecientan en la población un sentimiento de absoluto malestar.

En efecto, la mitad de las pensiones autofinanciadas a noviembre de 2017 fue de menos de $44.107.-; en tanto, el  promedio general de las pensiones autofinanciadas en noviembre de 2017 alcanzó los  $198.612.-,  en cambio, el promedio de las nuevas pensiones del mes de noviembre de 2017, fue apenas de $128.577.-, cifras escalofriantes y contradictorias pues, mientras caen las pensiones, el ahorro general supera los US$210 mil millones[1].

Si el proyecto presentado por el gobierno se limita a resolver la cuestión meramente administrativa de una eventual nueva institucionalidad y renuncia a llevar adelante la discusión sobre el mejoramiento de las pensiones, parece absolutamente un despropósito insistir en una materia que a nadie deja conforme.

  • Sobre el polémico Proyecto de Ley aprobado la semana pasada que busca distribuir rezagos del Sistema de Capitalización Individual ascendentes a más de US$234 millones, señalamos lo siguiente:
  • Apropiarse de US$234 millones fruto del ahorro previsional de miles de compatriotas, nos parece inadecuado y absolutamente injusto. El Congreso de Chile, debiera a nuestro juicio, antes de tomar una decisión de la trascendencia que ello implica, haber investigado las responsabilidades que le asisten a los actores involucrados: empleadores, AFP, y la Superintendencia de Pensiones.
  • Para muestra, un caso: El año 2007 la  AFP Provida recibió una sanción por mantención de rezagos, que afectaban 358.102 casos de cuentas de capitalización individual, ello por falta de identificación correcta[2]..  Un mecanismo de total responsabilidad de la administradora “…debido a que por errores originados en su generación en las respuestas se invirtió el orden de los apellidos y nombres de los afiliados consultados, asignándoseles un código de respuesta erróneo el cual impedía su transferencia y oportuna acreditación”[3].
  • A nuestro juicio, esta decisión asumida por la Cámara de Diputados tendría vicios de inconstitucionalidad.
  • El acordar una acción como la “distribución de rezagos” provoca a nuestro entender impunidad a las AFP, quienes incumplieron una de las funciones esenciales de su giro, esto es, administrar con celo las cuentas personales de sus afiliados.

Por lo anteriormente expuesto, venimos en solicitar respetuosamente a ustedes, dos cosas:

  1. Rechazar la propuesta de ley sobre Consejo de Ahorro Colectivo y demases que el gobierno presentará en la Cámara de Diputados.
  2. Solicitar la creación de una “Comisión Investigadora” que precise las responsabilidades jurídicas de las AFP, que han provocado perjuicios directo a sus afiliados.

 

Sin otro particular, le saludan atentamente.

Por la Coordinadora Nacional de Trabajadores NO + AFP

 

Carolina Espinoza                                Mario Aguilar                                             Gabriela Farías

    CONFUSAM                            COLEGIO PROFESORES                                      FENPRUSS

 

 

Manuel Díaz                                                                                         Luis Mesina

CONFEDERACION DEL COMERCIO                                        CONFEDERACION BANCARIA

 

[1] Superintendencia de Pensiones

[2] http://www.spensiones.cl/apps/sanciones/imag_2007/resolucion_09_2007.pdf

[3] Superintendencia de Pensiones/ Resolución 0009*2007-01-12

Santiago, 22 de enero de 2018

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*