10 Marzo, 2022

Presentación Iniciativa Popular de Norma “Por el Derecho a la Seguridad Social” en la Convención Constitucional

Presentación en la Comisión de Derechos Fundamentales de la Convención Constitucional de Iniciativa Popular de Norma 4758 “El Derecho a...

Presentación en la Comisión de Derechos Fundamentales de la Convención Constitucional de Iniciativa Popular de Norma 4758 “El Derecho a Seguridad Social”, expuesta por el vocero nacional de Coordinadora NO más AFP, Luis Mesina.

“En cinco minutos intentaré abordar el porqué de nuestra demanda por Seguridad Social por la que llevamos luchando muchos años y, al mismo tiempo, develaré porque el sistema de capitalización individual implantado hace 41 años se ha convertido en un calvario para las mayorías. No es fácil en tan poco tiempo, así que me concentraré en las cuestiones más evidentes que resultan irrefutables ante la evidencia de los datos. Una precisión antes, la Seguridad Social es mucho más que pensiones, involucra otros aspectos relevantes en la vida de los seres humanos, por ej. la salud. En esta ocasión me referiré solo al Sistema de Pensiones.

Hemos dicho que este sistema de capitalización individual ha fracasado socialmente. Económicamente condena a la mayoría de hombres y mujeres a una vejez de miseria. Políticamente mantiene un conflicto que exacerba la cohesión social al ahondar la injusticia que genera. 

Algunos datos que avalan lo señalado:

En doce meses, entre noviembre de 2020 y noviembre de 2021, las AFP recaudaron por concepto de cotizaciones, la suma de MUS$11.845 y pagaron en pensiones MUS$3.400 generando un excedente de MUS$8.445 que año tras año, pasa a engrosar el Fondo de Pensiones que hoy alcanza los US$172.831 (28/feb) y que se encuentra disponible para financiar los diferentes proyectos de inversión y expansión del capital de las grandes corporaciones financieras, comerciales y empresariales, tanto nacionales como extranjeras. 

A diciembre de 2021 se pagaron 942.771 pensiones de vejez, cuyo promedio autofinanciado alcanzó los $282.877. De esas, 409.768 pensiones de vejez correspondieron a mujeres, las que pudieron autofinanciar una pensión mediana inferior a los $164.566. Montos por debajo del ingreso mínimo.

Contrariamente al drama de los pensionados, las AFP han obtenido en el último año, utilidades por $426.174 millones que obtienen de las comisiones que sagradamente pagan hombres y mujeres en este sistema de capitalización privado. Para tener una idea de lo que representa este monto, equivale a 12,11 teletones. 

En síntesis, un sistema privado de ahorro forzoso que financia la inversión privada, paga pensiones miserables y genera utilidades obscenas para los dueños de las AFP. 

Que proponemos

Que el Estado reconozca a todas las personas el derecho a la Seguridad Social fundado en los principios internacionalmente reconocidos como tales, donde la Solidaridad debe ser el eje principal sobre la que se erija un Sistema Público de Seguridad Social.

La idea de que la Seguridad Social sea Solidaria y sea Pública, es concebirla como un problema de todos, es sacarla de la lógica de lo privado, ya que lo privado atiende a lo individual, a determinados intereses individuales, y por tanto, precedidos por la situación general que es la desigualdad, es decir, el desigual acceso a los recursos que pueden proveer esas necesidades ligadas a la vida misma. Esto tiene varios alcances, en la medida que sea pública, excluye los riesgos de la acumulación, tan propio del negocio financiero en que se hallan actualmente nuestros ahorros previsionales, rebela que, si los fondos están en esa lógica, en la mercantil, no hay seguridad social.

Por ello, señalamos que no basta una norma declarativa, es preciso avanzar en la restitución de este derecho y por ello, nuestra propuesta plantea un artículo transitorio a fin de que una vez aprobada esta nueva Constitución, el próximo gobierno deba implementar en un plazo determinado un nuevo sistema público de Seguridad Social, autónomo cuya gestión y financiamiento sea de carácter tripartito.  

El actual sistema privado de capitalización ha concentrado demasiado poder, demasiado dinero y con ello, demasiados intereses que hoy se expresan sutil y descaradamente para oponerse a cualquier trasformación. La campaña millonaria de las AFP en estas últimas semanas así lo confirman, excediéndose en sus competencias se han inmiscuido en el proceso constituyente, instalando de manera torcida falsos argumentos como la libertad de elección; la propiedad privada; el derecho a la herencia, en fin, conceptos que no guardan relación con la Seguridad Social y que confirman la resistencia de quienes se han beneficiado y opuesto para que en Chile no haya cambios en beneficio de las mayorías. 

Estimados convencionales les pedimos responsablemente atender los requerimientos de las mayorías que exigen Seguridad Social, de forma que la consagración de este derecho no esté sujeto a la voluntad de los gobiernos de turno que, conscientes del drama, jamás se han atrevido a llevar adelante los cambios que los y las trabajadoras demandamos.  

NO más AFP“.

Noticias relacionadas

Sitio desarrollado por Estudio Ajolote - 2021