Carta a congresistas rechazando intromisión de las AFP en discusión por el 10%

Señores

Miembros del Congreso Nacional,

Cámara de Diputados y Senado de Chile

Presente

De nuestra consideración:

Como Coordinadora Nacional de Trabajadores y Trabajadoras No + AFP, rechazamos de manera tajante la intervención ilegal que están realizando las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), en el debate iniciado por los proyectos de reforma constitucional Boletines Nos. 13501-07, 13617-07 y 13627-07, que tienen por objeto incorporar como parte del derecho a la seguridad social, la facultad de las y los trabajadores afiliados obligatoriamente al sistema de capitalización individual, de retirar parte de sus fondos previsionales, durante la vigencia de un estado de excepción constitucional de catástrofe. Un debate que se ha popularizado como el retiro del 10% de los fondos de pensión.

Las AFP han desplegado una campaña sin precedentes, con una gran presencia en los medios de comunicación masiva y a través de sus representantes en el Congreso y gobierno, a quienes controlan a su arbitrio. Sin embargo, han llegado a cometer la inaceptable conducta ilegal de enviar cartas a sus afiliados, en las cuales las AFP sostienen que la aprobación de esta reforma constituye un “error histórico”, haciendo propaganda en pos de sus intereses, mediante el aprovechamiento de sus bases de datos de afiliados que son utilizadas para fines no contemplados en el ordenamiento jurídico. Sabemos que su proceder forma parte de las acciones desesperadas que han realizado estas empresas privadas, para mantener su gran cuota de poder sobre los dineros y vidas de los trabajadores, y su ya impudorosa defensa al lucro que les reporta fagocitar de los dineros de las y los trabajadores. Sin embargo, este H. Congreso, escogido por los ciudadanos y ciudadanas del país, debe tomar acciones concretas para poner freno a la desbocada participación de las AFP en el debate público, cuyo único rol, como señala el Decreto Ley 3.500 que tanto ponen en la mesa cuando les conviene, es administrar nuestros fondos de pensiones.

Las cartas enviadas por las AFP a sus afiliados también constituyen un apoyo directo a la agenda de beneficios económicos del gobierno que sólo busca endeudar aún más a la clase media y que ya ha sido rechazada por la ciudadanía e incluso congresistas de su propio sector.

Esta acción dañina para nuestra alicaída democracia demuestra el trabajo en conjunto que están llevando adelante las AFP y el Ejecutivo, que se oponen ante cualquier medida que busque restituir un mínimo de justicia social en el país.

Sabemos que estas cartas son el comienzo de una campaña del terror que buscará confundir a las personas, que de manera mayoritaria han demostrado su descontento con el sistema de pensiones que ha obligado a vivir en la miseria a los jubilados del país.

Solicitamos a los Diputados y Diputadas, Senadores y Senadoras, del país, que oficien a la Superintendencia de Pensiones para informar sobre los detalles de la fiscalización y sanciones que ejercerá para sancionar estas conductas, sin perjuicio, que nos parece urgente y necesario abrir iniciativas legales contra esta prácticas, de forma tal, impedir que sociedades anónimas, puedan inmiscuirse en áreas cuyas competencias la norma ha reservado para el poder legislativo.

Si las AFP pueden operar como carteles sin que las sanciones a las que se exponen son marginales respecto del delito que acometen, entonces, queda claro que no solo forman parte de una industria parasitaria, sino que, además, están dirigidas por sujetos inescrupulosos cuyos intereses están por encima de lo que la ley dispone y, en tal sentido, son instituciones absolutamente despreciables.

Coordinadora Nacional de Trabajadores y Trabajadoras No + AFP

16 de julio de 2020